Historia de nuestra Iglesia

Como en toda España y en el resto de Europa, la Reforma Protestante del siglo XVI tuvo también sus representantes en Alcázar de San Juan y su comarca. La Inquisición también tuvo que actuar en nuestra zona para sofocar un creciente movimiento evangélico español con tintes autóctonos y una creciente influencia calvinista que venía sobre todo de Francia.

Extinguida esa Reforma a sangre y fuego, es solo en los albores de lo que se conoce como Segunda Reforma a principios del siglo XIX que volvemos a saber de la obra evangélica en nuestra zona. En primer lugar con la visita de Jorge Borrow por La Mancha y, posteriormente, con la conversión del sacerdote franciscano y cervantista manchego Juan Calderón a la fe evangélica en 1825 en Bayona (Francia).

A finales del siglo XIX la obra evangélica reaparece en Camuñas, Campo de Criptana y Alcázar de San Juan, pero la terrible Guerra Civil y la posterior dictadura franquista anulan el testimonio evangélico en Alcázar de San Juan y su comarca hasta la década del los 70 del siglo pasado. Es entonces cuando se vuelve a abrir una iglesia cristiana evangélica con una creciente influencia hasta nuestros días.

En 2005, el Patronato de Cultura de Alcázar de San Juan publicó La historia evangélica de la comarca de Alcázar de San Juan (siglos XVI-XXI). Como indica su título, esta Tesela contiene un resumen de la historia de la obra evangélica en Alcázar de San Juan y su comarca. Si quieres saber más de la historia de nuestra Iglesia te animamos a leerla. Para ello sólo tienes que visitar nuestra sección "Teselas" del menú principal, o pulsar en este enlace.

Además, si quieres saber más sobre la historia de la obra evangélica en Alcázar de San Juan, y en toda Castilla La Mancha, te animamos a leer también el libro Religion.es. Minorías religiosas en Castilla La Mancha, de Miguel Hernando de Larramendi y Puerto García Ortiz (dirs.), Icaria Editorial 2009. Para ello, solo tienes que visitar la página web del Observatorio del Pluralismo Religioso en España, de la Fundación Pluralismo y Convivencia, o pulsar en este enlace.